viernes, 1 de junio de 2007


La verdad está en extinción


Cada vez sentía que la muerte tocaba mi pecho, y me alejaba lentamenete de mis manos, pensaba en la eternidad humillada por los siglos, pensaba en mis días pasados, arrepensianse las horas.
No creía en el hombre, permanecia inmovíl y hermoso en el tiempo de unas ruinas, el silencio no está hecho de soledades. La mentira es el lenguaje, sin origenes existo y todavía aún así no puedo ver el error, la verguenza de todos los adioses.
La verdad la ha inventado el hombre y la ha dejado huir. Absolutamente silencios...