martes, 31 de julio de 2007

Secretos para destruir el horizonte


¿Quién puede dormir después de sentir la delicadeza del más infeliz aburrimiento cuando el silencio está desprevenido y las sombras son esos objetos cautos que aún no pueden ser amados?. Escribo para sentirme a mi mismo ante lo ignorado. Mientras vivo soy desconocido por todos aunque todos saben quién soy.

La realidad en la que escribo y de la que busco entorpecer la nada, esa, es mi única voluntad y ese es mi dolor.


15 de Enero de 2004

No hay comentarios: