martes, 13 de mayo de 2008

OSCURIDAD TENDIDA

Se detiene el sacrificio
las niñas recogen las sombras perdidas
entre las risas y el arrepentimiento

de la inseparable esencia,
del paisaje y lo turbio.


Los bailes hermosos cuando huyen.

Silencios de tu risa
y vuelos de una tarde de veinte años,
ausencia de algunas horas
por todo lo que no eres.
¿Por qué simulas tu cuerpo?.
Y vuelve tu risa enterrada contra el viento.
¡Pídeme que huya!.
¡La luna ha visto demasiados soles!
No hay nadie en casa
el silencio llora por su frente.
¡Suelta el espejo porque no muero!.

No hay comentarios: