sábado, 7 de junio de 2008

Termina la época de Egon Shiele, pintor austriaco, ha estado


muy cerca de la estética de lo que escribo después de las diez de la noche; fue mí periodo de espejo tísico, su pintura ha sido estos meses muy importante en mí vida , él ha definido la distancia que hay de mis ojos a la belleza del mundo, pero creo que se ha ido, no lo he encontrado ésta tarde en sus pinturas puestas delicadamente alrrededor de la ventana de la sala de mí apartamento, su sombra ya no está en mí biblioteca, es que se ha aburrido de mí poesía, de mís imágenes y de mís ideas . Se ha marchado, pero...




alguien toca a la puerta...








...es Van Gogh.

No hay comentarios: