domingo, 19 de octubre de 2008

CERRADO AZAR


El viento que me separa de las cosas amanece
y era una mujer dormida que se enlunó a tiempo a mío
Desnuda a la mitad mis manos concluidas obtuvieron la permanencia.
Crucifixión del sueño que no la deja por sus ojos, su boca también fue una sombra.
Callada: la música física del ejemplo.
Su espalda clara, visible y virgen en el abandono
de los ciegos irresistibles.

¡Tiempo mío!

Ayer era hombre
hoy soy la ternura que el olvido ha puesto en mí.

6 comentarios:

Someone exactly like you. dijo...

Marcando lentamente el ritmo de la ternura.

u minúscula dijo...

qué pasa con mis manos..?

u minúscula dijo...

qué pasa con mis manos..?

u minúscula dijo...

qué pasa con mis manos..?

Farfalla dijo...

hola

:)

Meryone dijo...

dile a rebe lo que pasa con sus manos, que le va a dar un síncope!

la vida sólo es hermosa cuando muere destruida por la poesía

la poesía que el olvido nos ha puesto, junto con la ternura

de quién es la imagen?

besos