jueves, 16 de octubre de 2008

Cualquier hombre soy yo
escogido en su tristeza.
No puedo morir solo,
sería una muerte mortal
de realidad enorme.
Acaricio la campana rota

con las manos de lo lejos
y su eterna igualdad al pasado
me tiene
si he de vivir.

¡Pensar que me he ido!


venganza de otras horas

hastío por las vinicolas ingles.
Estamos solos, sí, pero derribamos las mañanas.


Dios todavía sigue preguntándose
horizontal y ceñido.

5 comentarios:

Marie Augustine. dijo...

De cómo amar a una mujer sin decir “te amo”

Ese "ensayo" es excelente, lo escribiste tu supongo? My bueno todo su contenido, y el titulo, perfecto.

Someone exactly like you. dijo...

Como en donnie darko "Todas las criaturas mueren solas"

Nébula dijo...

Acaricio la campana rota
con las manos de lo lejos


.*

|Andina| dijo...

éste me gustó.
:)

Nébula dijo...

jajajajaja, bromea bromea, gracias por sacarme la risa del escondite ^^

y lo de "Pero quisiera búscarte, adentro, adentro, mucho más adentro." no sé muy bien como tomarmelo ajajajaja (bromeo bromeo :P)

un beso fuerte primor n_n