domingo, 14 de diciembre de 2008

Obtener la permanencia



La moral soy yo en la incomprensión sostenida como un piano irreconciliable con el mundo, brillo en el viaje de los colores más oscuros a través de un vuelo alrrededor de mí vida y de las cosas que me miran. Toda acción es propia en su incomprensión. Siempre me plagio a mí mismo la diferencia lejos de lo ajeno. No eres más que la permanencia, lejos, lejos, lejos, peces, peces, peces, rabia, rabia, rabia...morir.

El bien y el mal, lo ajeno.

Elegir es estar en desacuerdo con la incomprensión, la vista como una sombra que se hace a la luz. El azar es un jardin pendular y sin espacio como un brillo solitario que odia el fuego eterno. Conclusión...
La moral es el hombre-imagen que se acerca sin pasos hacia ningún escenario. Es una conjetura: la historia de la vida, desprenderse.
¿Debe la moral, preguntaría un nietzscheano, debe la moral acaso...ser maldad?.


Sigo...
¿Cómo cuestionar lo que no tiene profusión de colores?.


Sigo...


No pude obetener la permanencia, sólo la parte: un cuadro de Courbet, este cuadro. Dos mujeres entre blancas sabanas rompen todos los colores.









Cuadro: El Sueño. Gustave Courbet, 1866.

5 comentarios:

Meryone dijo...

soy más acuática que aérea, pero me encantaría volar

simplemente, la presión del agua me gsuta más que la del aire

amo ese cuadro

tanto que en las dos entradas de courbet no lo puse para ponerlo alguna vez solo

beso

Fraülein Lithium. dijo...

me sorprende que todo aquello salga tan sólo de una mente... aún que a la vez me recuerda a cosas leidas an algunos autores, creo que las grandes mentes piensan similar o no?

cordiales saludos!

Someone exactly like you. dijo...

NUNCA se me ha dado bien elegir.

|andi.na| dijo...

*pienso*

[te pasaste con el cuadro]

Nela dijo...

'Elegir es estar en desacuerdo con la incomprensión'. Me gustó, generalmente termino aceptándola.