lunes, 6 de abril de 2009






El tiempo perdido no será eternamente mío, te puede tocar a tí, el cielo poseído de lo finito.




2 comentarios:

Julieta dijo...

Gracias Rubén por tu comentario. Esta mañana ha tenido un buen comienzo. Paseándome entre letras encontré tu blog y ya lo adapte a mis mañanas y tardes. Además me enamoré perdidamente de la melodía, escuchas a Chet Backer y eso es fantástico.

'Que el tiempo no dependa de las horas, que sólo nos apuren los latidos'

HUMO dijo...

preciso, bello!

=) HUMO