domingo, 24 de mayo de 2009


Me lo dijo un reconocido ginecólogo:
“La poesía enferma y degrada”.

9 comentarios:

Nébula dijo...

viva entonces!

Rubén Darío Carrero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rubén Darío Carrero dijo...

-¡Viva en nosotros!- eso mismo le dije yo a Schultz. Hey!, mesonero!, otro trago para el doctor por favor.

Ella dijo...

Todo placenteramente

Rubén Darío Carrero dijo...

¡Todo...hasta los huesos!.
¡Mesonero! un trago para Ella.

romina dijo...

rubén, qué gusto encontrarte.
saludos desde argentina,
ro

àngela dijo...

Con lo preciosa que llega a ser a veces

Elianne dijo...

Pues que enferme y degrade :), si es un precio, lo pagaré XD.


Violetcarsons.

José Agustín Solórzano dijo...

jaja, simplemente me encantó esta entrada! contundente y cierto! yo sabía que los ginecólogos tenían una especie de conexión con el infinito.