jueves, 14 de mayo de 2009

Soñé que Susan Sontag me amaba:













Y al despertarme escribí: debo renunciar a las ideas que no comprueben el mundo entre realidad y verdad, su diferencia.



¿Ya no me amas?
Está bien, pero no digas que soy un ideólogo, ¡malditasea!!!!.

1 comentario:

raga dijo...

ja!

la estoy leyendo

buen sueño!

dos besos