miércoles, 19 de agosto de 2009

Un fotógrafo, una modelo y un poeta



Ella dijo: "No quiero perder tiempo en el Amor". Yo me enamoré inmediatamente al terminar de escucharla.
Fosilizado en la misma arqueología que estudio para ser libre. Espiritismo sólido al doblar la esquina. Moriré algún día bajo la misma arquitectura, teología, arte y política que he visto desde que sé del cristianismo de Paul Claudel, que el mejor Don Quijote ha sido filmado en Rusia y que Huxley durmió aquella tarde ahíto de morfina. La misma mecánica social inconsciente sin consecuencia de mis delitos en la vida de la vida. La cámara fotográfica es una conciencia vacía. 500 años de colonialismo español-católico: ¡Flash!. Yo soy aquél que ayer…continúa.
Mi propia inteligencia es aquello que debería olvidar, pero lo sé por vibraciones.
Te amo cuando esa palabra es nostalgia por el mundo.


Fotografía: Mario. Modelo: Su mujer. Versos en su pecho: Míos, ese fue el adios.

3 comentarios:

Nébula dijo...

adoro la frase de su pecho .*

Asesino de Espejos dijo...

yo también adoro esa frase, como algo transicional. que luego el cristal se rompa y ser la noche.

Rubén Darío Carrero dijo...

De ese verso nace "El Hallazgo...".