viernes, 22 de enero de 2010

^
^
^
^
^
Las ratas que le cagaban la cabeza se comieron la historia, sólo nos quedan malas actuaciones y republicas personales como un mal sueño de procedimiento.
La actuación es enemiga de la poesía, metáfora que nos excluye.
El fin de la historia no existe, ni existirá. La finalidad es el hombre hasta en el silencio.
¿Cuál música de fondo?.




*Foto: Miguel Hernández.

3 comentarios:

Nada mas importa dijo...

Muy buenas palabras

El fin no existe ni existira...
Fuerte y real


Tambien te sigo!

Besos

Elilith dijo...

Genial entrada, la música de fondo estaría tejida por los llantos silenciados, por las palabras apagadas de la gente que no tenía derecho ni ha pronunciar una simpre frase dictada por su corazón.


Muchas gracias por el comentario en mi blog, has captado la esencia real del texto. Me alegro de que todas tus ventanas en tu no vida sean Isabel, seguro que ella se alegrará aún más y quizás vea algún dragón que cazar en la lejanía de aquel infinito.

Todo en infinito límite. Me encanta :D
Ha sido uno de los mejores comentarios en mi blog.

Besos infinitos!

p.d: Te sigo.

José Antonio Iñiguez Narváez dijo...

"La actuación es enemiga de la poesía"...puff grandioso lo que escribes. Muy bien escrito Poeta.