jueves, 22 de abril de 2010

Hay quienes miran la palabra como mirar el vacío...

...pero los ojos de Góngora ya están en las cosas ciegamente en todo lo visible. Lleven a sus hijos imaginarios al zoológico de los silencios. "Rubén" dice la taxonomía, el azar, el destino o no sé que otra mascara de miedo. La poesía es enemiga de la actuación y de la jaula fácil. Yo soy el lenguaje de una nueva raza de imágenes, impuro.






*De ese próximo libro que ya casi termino de abandonar: La velocidad de lo invisible.

No hay comentarios: