miércoles, 28 de abril de 2010

Un poema a lo Igor Stravinsky



"La música es incapaz de expresar nada por sí misma".
I.S.


Neblinoso cabalga sobre si mismo

soy yo

el mismo hombre

¿muerto?
¿pájaro?
de fuego

pero llueve

circulo mundo
naranja mar
sueño de árbol

SOMBRA
SOMBRÁ
SOMBRA
SOMBRÁ
SOMBRA
SOMBRÁ
en medio del viento

gotas--------------------------------------------------gotas

del humo cantar

tus ojos
techo

gravedad forma definida por el pasado diario

golondrina que se la beba

el abismo es un espejo roto
cristales
cristales
cristales
cristales
piedra
mujeres por dentro
Jesucristo griego

aplausos

inventé el silencio
tú conoces ese lugar
que me escuchen los colores cargados de nieve.




{Es absurdo experimentar con la palabra, para mí cada palabra es un experimento suspendido, un alma sin experiencia, piensen en la palabra "vida" o en la palabra "átomo", cada una tiene su historia o poema o cuerdas en el vacio. Amigos, ya encontré mi teoría poética: la inmortalidad. Después les cuento}

8 comentarios:

Nicky dijo...

Que interesante :) no sabia de ese sr.

A do outro lado da xanela dijo...

Me gusta este experimento.

Mucho.

Beso!

María Mercromina dijo...

Nada más que sombras

cleopatra dijo...

La inmortalidad de los espejos.

(Ellos contarán sobre nosotros)

Beso

NESTOR MENDOZA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rubén Darío Carrero dijo...

Eso mismo, eso mismo Cleopatra.
Cómo adivinaste?
Será el reflejo natural en cada uno de nosotros?

Beralfiro dijo...

Fidias, demonio gelido. Subes el corno de tu requiem, te dibujas de lado a contramano, pides a la luna con gritos que te explique la soledad nivea de Dios, reclamas como tuya la Nereida de Polifemo quien vacio su sangre para formar el rio que hoy lleva tu nombre. Vuela Palabra!!! a traves de esa grieta se que me escuchas Venus!!!
un moldavin sobre tu hombro quieto, como la estatuilla de marfil de tu adjetivo...

-OjosBienCerrados- dijo...

sombras, luz... cuál es REALMENTE la diferencia... al final son lo mismo, dentro de este loco experimento que e la vida, que omo nosotros mismos...

me encantó, tan simple como eso...

Cordiales saludos.