sábado, 8 de mayo de 2010

Carne muerta, eso es el espacio; por eso, recordar es sangrar, perder vida, cambiar la voz, fumar, tocar el blanco sexo del aire con una sola mano, quieta, leve, creada sin que nadie la vea. Las pupilas son las puertas al olvido, todo pasado fue ver, pero yo estoy detrás de mis ojos, yo quiero amarte en esta música tan llena de música, no mirar el silencio de la nieve invisible a soledad. Acércate, más, aún más, dame tu mano, no tengas miedo, empínate, ¿Ves?, no quiero que abras tus piernas, quiero que abras otras carnes, otros huesos; por ejemplo, tus pestañas, deja que la luz desgarre tus ojos y dócilmente adentro, mucho más adentro, en esa pequeña herida abierta el infinito entra y sale. Me quedare aquí afuera, cuidándote del mundo de las palabras, sin descripciones apartaré el sueño y la realidad para desnudarte, cicatrizando todo mi cuerpo dentro del tuyo. Lo demás es publicidad, los segundos son pequeños puntos de sangre en la retina. Venden esponjas muy baratas que le dan más brillo a las burbujas que salen entre tus dedos.
Deja a los fotógrafos tener alma, no te levantes de la cama, quédate allí, allí, no te muevas, no, no, allí, sí allí, como la pipa de Magritte, quédate allí en la dimensión bordada por los invisibles seres de mis movimientos. Deja a los fotógrafos con su discurso, mírame, enséñame, tú, mi enemigo ciego, mi maestro mudo. Si no puedes, entonces, deja que la maravillosa vida te convierta en polvo cayendo sobre la prosa del cielo.
Si no puedes, entonces, imaginemos que soy un actor o un poeta (¿La poesía no odia la actuación?), no importa, imaginemos.
Cuando vi por primera vez La Sociedad De Los Poetas Muertos quise ser poeta, yo también odié el prologo de J. Evans Pritchard (doctor en filosofía) quien ahora sé es hijo de este hombre. Pero la verdad es que también cuando leí a D.H. Lawrence quise ser novelista, cuando vi a aquél corredor etíope yo también quise ser atleta, cuando vi una fotografía de Cartier-Bresson quise ser fotógrafo, cuando te amé quise ser un hombre hasta tu muerte, luego podría seguir siendo un árbol o un pez ciego en el fondo del mar. Casi logro ser fotógrafo, una vez le tomé una fotografía a Dios, estaba de espalda, pude llegar al sitio donde lo tienen detenido, enjaulado de medianoche, lo vi por un huequito 3 segundos antes del mediodía. Siempre he creído que hay un dios fílmico que secuestró al dios de las palabras. Ahora, cualquie Dios nos mira y yo no debo hacer otra cosa que hablarte para que de estos dioses no nos hagan daño.
¿Alguna vez te comenté sobre mi teoría poética? –Sígueme la corriente–. Imagina un cuarto oscuro, hay varias mujeres, encerradas en sus cuerpos pero de afuera hacia adentro, no pueden verse la una a la otra porque todavía no conocen la diferencia entre espacio y movimiento, sólo se escuchan, sólo conocen sus voces, se miran con la piel, ellas existen, existieron antes y después de la vida y de la muerte que todo lo saben, pero ellas no saben ni siquiera que poseen figura humana, eso sólo le importa a la vida y a la muerte. Ellas se levantan debajo de la piel, pero hasta allí llegan, se escuchan gemidos de placer, se escuchan llantos, aullidos, espejos rotos, se expande el universo por mimetismo de aquello que se parecia al viento; eco de la lucha de dientes, de manos, de ombligos, lamen sus manos para sentirse ellas mismas, comen de un plasma dulce, quizás de color azul que sale detras de sus rodillas y de sus codos. Es 14.000 años antes de la invención de los ojos, eran tres, como tres estrellas detras del Sol, esas mujeres inventaron el mundo, el lenguaje, el baile, el amor, la saliva, seres tan antiguos y primitivos que ellas mismas descubrieron lo invisible como una forma sexual de reproducción; allí nació el poeta, por azar es el primer ser visible del mundo o quizás simplemente es la primera gran contradicción de la raza humana. Abre los ojos, escucha, aprende y mama ciegamente como mamaban las imágenes que él descubriría tiempo después. Él puede ver a las tres mujeres que lo han creado, empieza a nombrar cada cosa, el mundo tiembla, el primer poeta del mundo nace vivo (los que seguirán nacerán todos muertos, salvo ciertas excepciones). El primer hombre como poeta es uno y el universo. Las tres mujeres lo llaman "Na" por irrelevante vocalización, algunos después dijeron que los rios del mundo nacieron de esa palabra. El primer principio de uno y todo, el poeta amaría tanto a sus creadoras que pasaría poco tiempo para convertirlas en sus amantes...


Ya se ha ido el dios que nos observa como el tiempo perdido que quiere más tiempo, ya no tengo porque fingir que soy poeta para salvarme y salvarte de este dios-instante y pervertido.
Cuando regrese de nuevo por más imágenes para ocultarnos las palabras (regresará, lo sé) tendré que ser este mismo personaje que escribe teorías poéticas para aferrarse a este mundo, a cualquier mundo, como los habladores se aferran a las palabras exactas de su boca. Regresará.

9 comentarios:

marta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marta dijo...

Genialísimo. No sabes cuánto. "Cuando te amé quise ser un hombre hasta tu muerte", me ha encantado.
Un beso MUYGRANDE :)

Vanessa dijo...

Impresionante la manera de describir que tienes!
Besos!

A do outro lado da xanela dijo...

¿Quién no ha soñado con ser cualquier otra cosa? De ahí es como surgieron los aviones, los barcos... desde el inicio de los tiempos siempre hemos querido ser peces, pájaros... controlar todos y cada uno de los diferentes ámbitos vitales con el fin de sentirnos menos insignificantes.

Y qué mayor placer que convertirse en creador, en autor.

Beso!

Alleda Vodienova dijo...

Me encanta, bello, otra vez me encanta!

MaLena Ezcurra dijo...

Yo también al ver las imágenes de Cartier Bresson quise ser él.


El arte siempre nos rescata de la insensibilidad del mundo.


Preciosista y bello texto.



Te abrazo.



M.

nicol dijo...

Hola.

Antes de nada, perdona que te escriba esto como un comentario, pero es que no vi tu email en el tu blog

Soy el webmaster de publizida.es



Publizida BLOG'S es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog's



Registrando su blog en Publizida BLOG'S accederás al servicio de estadísticas gratuitas y podrás participar en el TOP.RANKING

También puedes acceder a la valoración que los usuarios hacen de su página.



Y lo mas importante...

darte a conocer y aumentar el numero de visitantes a tu BLOG de manera totalmente gratuita.



Si te interesa puedes darte de alta

ALTA DIRECTORIO DE BLOGS



o visitanos en ......



DIRECTORIO DE BLOGS



HTTP://PUBLIZIDA.ES



Muchas Gracias por tu tiempo... y disculpa si no fue la mejor manera de darme a conocer.



Un saludo.



DAVID T.

Webmaster de Publizida.es

Cesar dijo...

A mi igual me gustaria ser una poeta, fotògrafa y esas cosas lo hago pero desde lo màs humilde q puedo dar...
y me gustaria ser muchas cosas màs.........
Saludos.

Isa dijo...

"Siempre he creído que hay un dios fílmico que secuestró al dios de las palabras."

Siempre he creído lo mismo. Siempre he pensado que nos han robado algo a nosotros.

Siempre he querido saber, pero sigo desconociendo qué fue.