martes, 27 de marzo de 2012



 Un día como hoy, insomne y abogado, el dinero es honesto, todavía. Llego a casa y con la luz de un litro de agua tomo esta fotografía desde la ventana de mi apartamento; ya sin camisa, vuelvo sobre las páginas que anoche quedaron en este verso, pliegue, parpado o dedo:



"Forma misteriosa que se mueve en el atardecer"
 Pierre Reverdy



1 comentario:

A do outro lado da xanela dijo...

Y es un día más. Como otro cualquiera. Tan distinto.