lunes, 23 de abril de 2012




Despiértame si hablo dormido.
Si estás en el sueño, amárrame, golpéame,
Córtame la lengua, pero no dejes que mis palabras me despierten.

¿También estás dormida?
¿Me oyes?
Entonces, deja que mi fantasma te cuide,
Borraré silencioso los días y las cosas,
mis dibujos de amor en el colegio y todo lo que he dicho de hombre.

Apagaré el frío.
Amo lo indecible.

No dejes que mis palabras te despierten,
Algún día el lenguaje será el amor.

Bésame en los parpados que son como labios del futuro
como mi lengua en tus manos.  

No hay comentarios: