sábado, 23 de junio de 2012


... y el prometido fruto de mañana,
como un espejo de revés, opaco, 
que al consultar la hondura de la imagen
le arrancara otro espejo por respuesta.


José Gorostiza

1 comentario:

Elilith dijo...

*.* BRAVO.

Besos desde el infinito.