miércoles, 20 de junio de 2012


Sentirse solo en medio de la vida
casi es reinar, pero sentirse solo
en medio del olvido, en el oscuro
campo de un corazón, es estar preso,
sin que siquiera una avecilla trine
para darme noticias de la aurora.

Y el estar preso en varios corazones,
sin alcanzar conciencia de cuál sea
la verdadera cárcel de mi alma,
ser el centro de opuestas voluntades,
si no es morir, es envidiar la muerte.


Manuel Altolaguirre
(De: Fin de un amor. 1919)
 



2 comentarios:

NESTOR MENDOZA dijo...

La soledad, esa santa perra.

Esa botella me reclamaba. Y yo desde aquí.

Rocío dijo...

Me encanta.